jueves, 6 de diciembre de 2018

Kartapullautin + Machine Learning

Imaginemos un repositorio hecho por la Federación Española de Orientación en la Naturaleza, en la que se encuentran todos los mapas cartografiados en formato OCAD, de manera parecida a como actúa el registro cartográfico actual.

Imaginemos, a su vez, una aplicación del estilo a la ya existente con un mapa de España en la que aparecen superpuestas las ubicaciones de cada mapa en el registro. Navegando por el mapa (parecido a Google Maps) sabríamos de un vistazo rápido que zonas han sido cartografiadas y cuándo.

Ahora supongamos que en el despacho de la FEDO existe un PC GAMING con una tarjeta gráfica ketkjas, un procesador cucumber y acceso al repositorio con todos los mapas en formato OCAD.

Uno podría, en principio, tomar en consideración las bases de datos Lídar del IGN y de Ocad de la FEDO, y diseñar un algoritmo apoyado en un programa de machine learning que opere de la siguiente manera:

1. Se selecciona una zona y un tipo de criterio cartográfico. Podríamos tomar, por ejemplo, todos los mapas cartografiados por Jaime Montero y Richi en la serranía de Cuenca.

2. Se descargan los datos lídar de las zonas cartografiadas.

3. Con un algoritmo que actúe de manera análoga al Kartapullautin, es decir, clasificando los datos Lídar por alturas (bosque alto es blanco, bosque bajo es verde, diferencias bruscas de altimetría se identifican como terraplenes etc) se analizan los datos Lídar de las zonas cartografiadas.

4. Si este algortimo se implementa en un programa de Machine Learning, el programa comparará los datos lídar procesados por el algoritmo inicial con los datos del mapa cartografiado, y utilizará la comparativa para mejorar el análisis de más datos. De esta manera se optimiza el algoritmo para que imite lo mejor posible el criterio cartográfico de los mapas comparados.

5. Una vez procesada una gran cantidad de mapas, se emplea el algoritmo que se ha optimizado con Machine Learning para cartografiar de manera automática nuevas superficies de terreno que compartan criterios con los mapas utilizados para optimizar el algoritmo.

Nótese que el resultado del programa de procesamiento de datos Lídar no tiene por qué ser exactamente el actual que da el Kartapullautin, se podría diseñar el algoritmo de manera que pinte el mapa en formato vectorial (como el OCAD) en vez de imagen. Por otra parte, habría elementos que el algoritmo no sería capaz de procesar satisfactoriamente, imaginemos por ejemplo las cárcavas en los mapas de Murcia pintadas con una línea azul en el centro de la cárcava, o vegetación baja como podrían ser Jaras de altura media debajo de pinares de gran altura como ocurre en la Jarosa.

Las complicaciones son grandes y llevar a cabo este proyecto presenta una serie de problemas:

1. La burocracia necesaria para obtener mapas de terrenos aledaños tratados con un mismo criterio en formato .ocd

2. El acceso y desarrollo de un software de procesamiento de datos Lídar por alturas similar al Kartapullautin, pero que pueda ser implementado con Machine Learning.

3. El flujo de datos entre el algoritmo y el Ocad debe ser total y a día de hoy todavía es necesario cambiar el formato de los datos lídar para poder subirlos al Ocad. Creo que el Ocad12 ya presenta ventajas al respecto, pero todavía las desconozco.

Las ideas están ahí. Es momento de llevarlas a cabo. Si sabéis cómo, adelante.

lunes, 5 de junio de 2017

Genarse

Competencia de Runoway - El Carnoso Prosista parafraseaba a cierto psicólogo deportivo sobre el flow:

El flow sería el estado en el que las decisiones correctas surgen con rapidez, efectuando un mínimo esfuerzo en encontrarlas y ayudados por ciertos procesos que se ejecutan automáticamente, sin requerir demasiados recursos de nuestro sistema atencional.

Pero a pesar de que este sea un blog 'formalmente' de orientación, el concepto se puede extender a otros aspectos de la vida. Es aquí cuando Mihaly Csikszentmihalyi entra hablando del flow como el secreto de la felicidad. Y aquí conviene no mezclar las cosas, sentir el flow no es sentirte feliz, es sentirte interesado

¿Qué quiere decir esto?

El flow debe entenderse como un estado de éxtasis. Se trata de un estado mental de exaltación que hace que olvides la condición personal e incluso la condición de la tarea. 

Mihaly afirma que el sistema nervioso es capaz de procesar una cantidad de 110 bits de información por segundo. Este límite en la percepción es el responsable de que no puedas entender a dos personas hablándote a la vez. En un estado de exaltación cerebral la cantidad de información que debe procesar nuestro sistema nervioso es muy alta, haciendo que en muchas ocasiones se pierda conciencia de la condición personal y de la condición de la propia tarea.

 Uno puede pensar que en dicho estado está como flotando, pues en ese estado las necesidades corporales menos imperiosas carecen de importancia, que no has comido, que tenías sueño, que antes estabas cansado etcétera. La percepción temporal se distorsiona, y el tiempo pasa más deprisa.

Por otra parte Mihaly presenta la siguiente gráfica:


Para los que no manejan fluidamente el inglés, arousal es excitación, worry es preocupación, boredom aburrimiento y apathy apatía. En el eje horizontal se encuentran las habilidades, y en el eje vertical los retos, propósitos o dificultades. Mihaly cuenta que las líneas que determinan el esquema, y el punto central pueden variar de unas personas a otras, pero la relación entre las diferentes zonas de la gráfica permanecen inmutables.

El flow entonces surge cuando la habilidad es alta ante unas propósitos altos. Si en un nivel de dificultad alto bajamos el nivel de habilidad del individuo, nos encontraremos con las etapas de excitación, ansiedad y preocupación cuando la habilidad es baja pero la dificultad sigue siendo alta.

Si por el contrario la habilidad del individuo es alta pero la dificultad es algo más baja que en la zona de flow, nos encontramos en una zona de control. Si desde ahí vamos disminuyendo el nivel de habilidad que requiere un reto, pasaremos por las zonas de relajación, aburrimiento y por último apatía, cuando la dificultad es baja y las habilidades también lo son.

A partir de esta gráfica y una vez introducido correctamente el concepto de flow, resulta muy cómodo definir el concepto de gena, que viene a ser una ambivalencia de dos significados distintos.

La gena se puede definir como el estado apático. Las dificultades son bajas y las habilidades también. Uno entra en la gena y se le quitan las ganas de hacer nada. Estar asandote vuelta y vuelta en el sofá de la mansión fedoboy a 35ºC en calzoncillos jugando a la play es estar en la gena, por ejemplo. 

El otro significado de gena está más estrechamente ligado con el flow, y la cosa es que el estado de exaltación mental no puede ser mantenido indefinidamente, y se acaba. Cuando se es incapaz de alcanzar o mantener el estado de éxtasis en un momento en el que debería estar funcionando decimos que nos genamos. El caso más sencillo es cuando tienes algo en la cabeza que te impide realizar el resto de actividades con efectividad.

Una vez introducidos estos conceptos el paso obvio es aplicar las nociones de gena y de flow al análisis emocional fomentando los estados de éxtasis y erradicando los períodos apáticos para aumentar nuestra felicidad. Pero surgen varios problemas.

El primer problema surge de considerar el flow como algo meramente práctico. Uno puede experimentar el éxtasis creando, pero también consumiendo. Cuando ves una película que te gusta, cuando lees un libro que te atrapa, o cuando juega tu equipo deportivo son momentos en los que experimentas el estado de flow. También se puede estar interesado viendo las cosas desde la barrera, o involucrándote de otro modo. En el caso extremo estaría Biel Rafols, que afirma que los corredores de Zegama le hacen sentir mucho más de lo que él podría sentir

El segundo problema tiene que ver con la razón por la que hacemos las cosas. Hay personas que se refieren al estado de éxtasis como lo que le da sentido a su existencia, como lo que les hace 'sentirse vivos',y no es de extrañar que esta gente se refiera metafóricamente a esto como si fuera una droga. Porque en cierto modo es adictivo, y en cierto modo aunque a veces pueda ser contrario a la salud personal o a la felicidad, seguimos persiguiendo ese estado de éxtasis mental. 

Condicionar los estados de éxtasis a una única fuente, a un único camello como es el deporte, bloquea la capacidad de una persona de disfrutar de otras actividades. Y cuando no consigue la dosis de flow (con unos niveles de dificultad y habilidad apropiados) o cuando sale de su círculo cerrado, el individuo se siente muchas veces vacío e incompleto y se puede preguntar a sí mismo ¿Qué es la vida? sin encontrar una respuesta, buscando consuelo en memes, en videos de youtube y publicando mierda en un espacio personal. Que sin saber cómo expresarse ni cómo salir de esa situación de desarraigo se bloquee cuando alguien exponga su precariedad anímica y sólo le salga decir:

Que no estoy genado, tío.

No caigas en eso. Aprende a decirle que no al puto deporte. Gana cultura, pelis, libros, viajes, exposiciones, obras. Rodéate de personas que te valoren. Cuida de aquello que amas. 

Siente siente siente siente siente siente siente siente.

Tu vida es aquí y ahora.

martes, 21 de junio de 2016

El Fracaso

Cuando decidí estudiar física y entrar en el centro de alto rendimiento de orientación me consideré una persona pasional y afortunada, cargada de 'voluntad de poder' (sin nada que ver con las interpretaciones tendenciosas).

Siempre cuento la misma historia pero en mayo-junio del año pasado lo pasé muy mal. Estaba todo el día estresado, y llegué a tener principio de ataque de ansiedad, un tic nervioso en el párpado inferior izquierdo. Cuando veía que no tenía tiempo a hacer equis cosa o se me acumulaba trabajo se me levantaba el párpado inferior y se me pinzaba como cuando se agarrota un músculo y tenía que bajarlo con la mano. Suspendí 2 de 4 asignaturas que recuperé en septiembre estudiando mucho menos. Apenas dejé de entrenar pero no conseguí tener el pico de forma en el campeonato del mundo por sobrentrenamiento o falta de descanso. En el campeonato del mundo hubo momentos en los que me encontraba muy cansado, no podía correr y tuve que pararme a andar en varios momentos. Una vez terminó el campeonato dediqué una semana y media a estar sentado, dormir como mínimo 10 horas, beber cerveza y no hacer nada; cuando volví a correr, esta vez en la Oocup en Eslovenia me sentía incapaz de cansarme. 

Después de esto reaccioné culpándome a mí mismo del fracaso por no haber sabido conciliar entrenamientos y estudios, ya que cuando separé lo uno de lo otro y me pude enfrentar a los problemas con menos estrés fui capaz de resolverlos. Nueve meses más tarde de esto hice un calendario en el que figuraba distribuido por días lo que tenía que entrenar y estudiar. Había días que no entrenaba, días que entrenaba pero yo solo para no perder tiempo y días que podía entrenar. Repartí el contenido de las asignaturas y lo dividí entre las semanas con la preparación que yo estimaba necesaria para aprobar cada asignatura.

Al poco tiempo supe que no estaba bien y publiqué una entrada a este blog, que no se me entendió y que tampoco me expliqué bien.

Me dí cuenta de que no era feliz. Vivía en un estado de tensión permanente. La jaula de hierro de la racionalidad caía sobre mí con todo su peso. Racionalicé tanto lo que tenía que hacer, estaba tan comprometido con mis objetivos, que nada era capaz de hacerme feliz. No era capaz de relajarme, no podía apagar la cabeza pensando siempre pensando que tengo que hacer que puedo hacer como solucionar algo. No era capaz de dormirme por las noches, podía estar agotado pero no era capaz de conciliar el sueño hasta las dos o las tres de la mañana. Dormía entre 5 y 6 horas diarias y me empezaron a salir ojeras y me costaba rendir bien, cumplir los plazos y eso me provocaba más estrés. Había días que me encontraba tan cansado que no me levantaba de la cama o no tenía fuerzas para entrenar bien y descansaba.

Estaba tan obsesionado con los objetivos que aquello que había sido mi pasión no me ilusionaba. La orientación no me hacía feliz a no ser que hiciera buenas carreras, aprender y estudiar no me satisfacía si no estaba encaminado a aprobar, si no estaba encaminado a completar el calendario. Cuando estaba con mi novia solo me sentía bien cuando sabía que ella era feliz y lo estaba pasando bien, pero mi felicidad personal estaba supeditada a la suya. Lo único que podía relajarme era saber que había cumplido con la planificación que tenía para ese día pues entonces y solo entonces era feliz. 

No lo estaba pasando muy bien y varias veces pensé en renunciar al campeonato del mundo, como hizo Diego Lázaro. Los dos hemos tenido momentos muy difíciles, si yo tuviese la extraordinaria en julio hace tiempo que hubiese seguido su camino. Pero creí que en mi caso renunciar no era la mejor solución. Si sólo era feliz cumpliendo el calendario lo cumpliría punto por punto, día por día. Aunque a veces fuese en contra de mi bienestar o de mi salud estaba decidido a cumplirlo, solo tenía que seguir perseverante, adaptarme a la nueva situación y aguantar. 

Y estaba decidido a hacerlo. 

Al poco había adelgazado 1kg -me puse en algo menos de 57- y seguía necesitando un día a la semana para descansar lo que no había podido el resto de días, pero conseguí centrarme. Era un hombre con un único propósito y había concentrado todos mis pensamientos en cumplirlo; si tenía que salirme el entrenamiento técnico perfecto centraría toda mi atención en no perder ningún segundo, si tenía que hacer las series con el grupo las haría costase lo que costase aunque hubiese dormido fatal, aunque no hubiese desayunado por descansar más y aunque estuviese muriendo de calor. Si tenía que ir a tres bibliotecas distintas para conseguir libros útiles para las asignaturas y leerme 300 páginas en un día dedicaría cada momento que pudiese en leer esas páginas; si porque el lunes de 9 horas de clase tenía 1 para comer o porque el horario de tutorías empezaba pronto tenía que comer corriendo en 10 minutos y tenía que irme apretándole en la bici, lo haría, lo haría todo porque así sería feliz, porque así podría dormir por las noches, porque así podría recuperar la pasión, porque así podría cumplir con los objetivos.
Y quizá se puede pensar que estaba obsesionado, que me estaba exigiendo demasiado o que tengo algo en la cabeza que no funciona bien. Pero mi único propósito era aprobar y seguir entrenando lo que los estudios me dejasen. Quitando a Carlos y a Álvaro nadie me presionaba para hacer nada, todo salía de mí mismo. ¿Y por qué no renuncié a algo si era consciente de que la situación me superaba? Pues porque con un objetivo menos no sería feliz, no estaría satisfecho, no habría saciado mi voluntad de poder.

A día de hoy he fracasado. Pensé que cumpliendo el calendario conseguiría aprobar y no lo he hecho. Aún me quedan exámenes pero ya tengo la nota del primero, un 3,4. Me amargo. ¿Para esto ha servido todo este sacrificio? ¿Todos los malos momentos para que a la primera de cambio ya esté todo perdido?

Pero en verdad yo disfruto en el fracaso, yo vivo en el fracaso. Es en estos momentos, entre lectura lectura de frases que me ayudan a sobrellevar el sentimiento de culpa es cuando puedo comprender y disfrutar por completo las letras de Leiva y yo qué sé, aprender para la próxima vez.

jueves, 5 de mayo de 2016

Estar alerta

Las emociones descritas en papel no dan tanto miedo la materia de la que se alimentan los sueños y los psicólogos puede ser moldeable los punset la inteligencia emocional y toda esa sarta de conceptos y aproximaciones a uno mismo para ser más feliz para aprender a amar y a amarse pero no estoy escribiendo esto por la misma razón que ellos quizá si porque quisiera diferenciarme y no entrar en el mismo saco que toda esa instrumentalización de los sentimientos para conseguir pasta yo no recibo un duro yo escribo esto para mí y para luis nogueira que me lee de vez en cuando y para jorge gracia que parece ser la única persona que escribe activamente en un blog y me da a mi ganas de hacer lo mismo escribo esto porque de un tiempo a esta parte he visto un decrecimiento de mis habilidades para la práctica de orientación y quizá pensando haya llegado a la conclusión de que la culpa es de como diría yoryu una mala adecuación de la concentración al momento de la carrera pero adecuación ha habido poca porque la concentración se me escapa de las manos como el agua y por qué y eso me pregunto yo pero no hay manera y los fallos se vuelven de hasta trece minutos en un único control en las majadas y mi novia también como qué te pasa te noto raro y yo la digo no me puedo concentrar la digo me cuesta conciliar el sueño tengo la cabeza siempre muy despierta no puedo relajarla siempre esta funcionando pero en nada fijo y me dice que estoy como alerta y yo digo alerta de qué si no sé de qué estoy alerta no sé pero me gustó describirlo así alerta y masticando la palabra y sus significados cada vez me gustaba más y concluí que sí que estaba alerta que lo que le ocurría a mi orientación era un reflejo de lo que le ocurría a mi vida personal que en mi pasión aunque sea correr con un mapa aunque sea resolver ecuaciones diferenciales expreso las emociones que por dentro palpitan agitadas y esto salía en kung fu panda 2 cuando el panda busca la paz interior pero no la encontrará hasta saber la verdad de sí mismo y entonces podrá mejorar su kung fu para derrotar a su enemigo acérrimo mi enemigo acérrimo es la gena porque cuando uno le ataca la gena no puede consigo mismo entra en barrena no se puede rendir pero yo no estoy genado o no creo estarlo pero sigo sin poder concentrarme sigo estando alerta pero uno no se puede relajar porque entonces vienen los errores y yo soy una persona despistada y tengo muchos errores y me olvido de muchas cosas y no las hago bien por eso tengo que estar alerta porque no puedo fallar pero me pasa a mi y a todo el mundo no es que tenga miedo de fallar es que no quiero hacerlo pero lo hago porque no me concentro y porque no tengo tiempo y cuando estamos a lunes y veo la que me queda me digo tienes que ser mas eficiente me digo tienes que ir en bici a clase así tardas menos así ganas una hora pero no para holgazanear me digo y me pregunto si estoy alerta porque tengo ansiedad de cumplir con todo pero no tengo ansiedad ni miedo es que simplemente sé lo que tengo que hacer y tengo que permanecer alerta para hacerlo porque de verdad quiero hacerlo porque los compromisos existen desde que uno quiere cumplirlos y yo estoy comprometido con mis objetivos y si con ello tengo que estar alerta lo estaré el tiempo que haga falta solo tengo que seguir perseverante adaptarme y aguantar.


domingo, 17 de enero de 2016

El Último Recurso

D. Cosmonio Enriquecido, con beca externa de la Blume, registro lechón 7682F y domicilio en la Mansión Fedoboy, ante el Excelentísimo Sabio del Monte Abantos, comparece y compadece como mejor proceda en Derecho.

EXPONE

Que ha recibido notificación de denuncia, de expediente de referencia 300823 por la que se impone al exponente una multa moral por vulnerar supuestamente el tocado de cintas según la normativa de entrenos vigente.

Por medio del siguiente escrito y con el debido respeto interpongo en tiempo y forma el oportuno recurso, alegando en mi defensa: 

PRIMERO.- Que el día 15 de Diciembre del 2015 y los días 12, 14 y 17 de Enero de 2016, se encontraba el recurrente de entrenamiento técnico aproximándose a las inmediaciones de ciertos controles cuando se vio impedido de tocar la cintas debido a su mala visualización. En tales circunstancias el recurrente procedió a realizar un riguroso análisis del entorno con el que confirmó su correlación con el mapa. Una vez hecho esto se vio forzado a rastrear las inmediaciones del control donde tocó por error y con completo desconocimiento elementos erróneos y cintas de otros entrenamientos. Una vez subido el recorrido GPS al 2Drerun se acusó al exponente de 'trucha y julapa' y de 'no tocar cintas', con la consiguiente multa moral impuesta por el grupo de Whatsapp de 'Entrenos' en virtud del código moral Fedoboy.

SEGUNDO.- Que las zonas en las que se hallaban los controles se podían considerar turbias y/o técnicamente difíciles donde la dificultad de lectura y la presión pudieron reducir la calidad del análisis del entorno por parte del recurrente.

TERCERO.- Que la descripción de controles, cuyo fin último es el correcto y preciso posicionamiento de la cinta dentro del círculo de control, era inexistente o bien detallaba de forma muy somera el posicionamiento del control, omitiendo así información clave para la visualización del control de forma idónea.

CUARTO.- Que las posibles infracciones cometidas por el recurrente empañan negativamente el carácter del entrenamiento que en cómputo global ha sido bueno y correcto con las especificaciones de su Excelentísimo Sabio del Monte Abantos. Además estas supuestas infracciones fueron producidas por un cúmulo de circunstancias no extrapolables a otros entrenamientos y en consecuente aisladas, cuya repetición en un futuro se pone en duda.

QUINTO.- Que el recurrente se encontraba en el momento de las supuestas infracciones a máximo rendimiento cognitivo-motriz, dando muestras de un nivel técnico moderado-alto en el resto de controles del entrenamiento. Dichas muestras son incompatibles con las acusaciones recibidas sobre si el recurrente se encontraba en un estado de gena macarena que pudiera haber sido limitante del pleno desarrollo de las actividades cognitivas.

SEXTO.- Que existe una discordancia en el proceso judicial del recurrente, pues el recurrente está falto de motivación para no tocar las cintas, ya que éste tipo de errores en vez de haber reducido el tiempo de carrera lo incrementaron a razón de varios minutos, consecuencia no deseable en ningún contexto.

SÉPTIMO.- Que el recurrente se halla en medio de una campaña de desprestigio de su calidad orientadora por parte de ejes oscuros de la Blume. La acusación aquí recurrida es un claro ejemplo de ello. Esta campaña daña la imagen pública del recurrente y produce un grave desgaste psicológico. Sería menester de su Excelentísimo Sabio del Monte Abantos indagar sobre el contexto en el que las acusaciones se han producido y en último caso, penalizar a los instigadores de las mismas.

OCTAVO.- Que el derecho de este recurrente ha sido limitado por la nulidad del procedimiento y de las pruebas, así como vulnerado el principio de presunción de inocencia. No obstante y como medida reeducativa el recurrente se ofrece voluntario a salir primero para poner cintas o último para quitarlas en las situaciones que la Ley de la Petanca así lo permita.

En virtud de lo expuesto, solicito a su Excelentísimo Sabio del Monte Abantos admita este escrito a trámite y tras las comprobaciones precisas se proceda a practicar las oportunas pruebas solicitadas en el presente pliego de descargos, o de lo contrario, se deje la sanción sin efecto ordenándose el archivo de lo actuado.

Es Justicia que pido a Domingo 17 de Enero de 2016.
Fdo. Cosmnio Enriquecido


jueves, 15 de octubre de 2015

Canción sin con pasión

  Tras el receso estival y simultáneo al cese en la producción de clorofila de la naturaleza caducifolia Cosmonio Enriquecido se regocija del destino que han llevado los problemas y riesgos afrontados durante los últimos meses, desaparecidos en virtud de no sabe qué régimen de justicia poética. Y es que mientras los gorriones comparten su alboroto en el ciprés de Santa Olalla y la vida sigue su curso Cosmonio puede entregarse por completo al vetusto arte del onanismo, liberado al fin de aquellas dos asignaturas pendientes. Ya puede decirle adiós a los principios de ataque de ansiedad, puede decirle adiós a Francisco Guil y a la apatía, puede mantener bajo control el movimiento nervioso de su párpado izquierdo y entregarse al placer de recordar uno de los mejores veranos de su vida como atleta, como camarero, como estudiante y como persona.

  No obstante en este discurso incontenible de felicidad y derroche cabe también un momento para la reflexión de aquello que le está sucediendo. Centrarse tan sólo en el presente y olvidar las causas que desencadenaron el desasosiego de junio del 2015 puede conducirte a la misma situación en la que te encontrabas entonces. Pero no quieres volver a pasar por eso, no quieres, y este temor a que las cosas se vuelvan a salir de madre impulsa con más ímpetu tus esfuerzos por mantenerlo todo en su sitio. Renovadas la motivaciones, renovados los objetivos, renovadas las ganas de trabajar, renovadas las ganas de pasarlo bien, renovadas las ganas de comerse el mundo, lo renuevas todo. 

  Normalmente el momento para la reflexión terminaría aquí, con la renovación de las ganas por todo y no habría que darle más vueltas, pues no hay nada para afrontar el día como una sonrisa en la cara. Sin embargo el cerebro de Cosmonio, cansado de tanto desuso ha alargado la reflexión y se ha adentrado en terreno virgen de la materia gris.

  Tal vez lo estás planteando mal y ésa haya sido la causa de tus males en el pasado. Porque puede que sea el desgaste producido por las cosas que van mal y no ves o que no quieres ver lo que lleva tu vida a salirse de su cauce y no así olvidarte de estirar la comisura de los labios todos los putos días. 


  ¿Qué pasará con toda esa pasión al entrenar, al estudiar, al querer, cuando pase el tiempo?
 Se perderá poco a poco como un muñeco cuya vida se apaga.

 ¿Qué pasará cuando pase el tiempo con toda esa perspectiva de conjunto para saber qué tiempo dedicarle a querer, a estudiar y a entrenar?
Se olvidará poco a poco como se olvida todo en esta vida.

  No hay que perder ni la pasión ni la perspectiva. Y esto lo veo en mi cabeza y parece fácil pero lo único que se me ocurre para no perderlas es tener una razón lo suficientemente fuerte para que eso no ocurra. Decidir que razones tiene cada uno es lo más difícil.

  ¿Por que cómo estamos seguros de que no estamos haciendo las cosas por la razón equivocada?

sábado, 6 de junio de 2015

Apatía

A Cosmonio Enriquecido le come la desazón y algún hongo parasitario. El parásito le pica pero la pesadumbre le quita las ganas de hacer cualquier cosa, incluso rascarse. No me apetece, se dice. No quiero hacer nada. Sólo quiero salir, estar tumbado en la hierba, notar la brisa en la cara y ver esas nubes moviéndose tan lentas, tan felices sin preocuparse por nada y tan bonitas allí arriba que quiero ser como vosotras, esperadme que esta vida me cansa. Necesito unas vacaciones.

Pero las vacaciones no llegan y Cosmonio sigue sin voluntad.

¿Por qué levantarse del sofá? ¿Por qué para hacer lo que me gusta tengo que tragar toda esta mierda que me sobra, que me disgusta, si puedo pasar de ella?

Yo te lo diré Cosmonio, déjame hablar. Eso por lo que estás pasando ya lo has tenido más veces. Acabas de tener una época de mucho movimiento, de mucha motivación y de mucho esfuerzo, y ahora pagas las consecuencias.

Tú estabas fuertemente motivado para el campeonato de España. Los entrenamientos durante todo el año y la larga pretemporada desde septiembre iban perfilándose para dar lo mejor de ti en un fin de semana. La atención que pusiste por tu parte (que quizá no se tradujo en la mejor preparación para el terreno) llegó a todos los ámbitos de tu vida. No es sólo el entrenamiento, sino también la atmósfera en la que te habías envuelto.

En ese momento habías dejado de lado la oportunidad de estudiar (ya estudiaré después del CEO), la oportunidad de salir de fiesta (ya saldré de fiesta y me emborracharé después del CEO), las pequeñas molestias parasitarias (me vale con que aguante hasta el CEO), la comida basura (ya me inflaré a comer después del CEO), el descanso (ya descansaré después del CEO) e incluso el amor.


Después del campeonato de España tendremos tiempo para estar juntos. Quizá fue el pensamiento más equivocado por tu parte, Cosmonio, porque no quisiste afrontar la insuficiencia afectiva que arrastrabas (y arrastras) y que además era agravada por el escaso tiempo que teníais para estar juntos, por lo que no hubo más nosotros. Pero este pensamiento no fue el único equivocado por tu parte.


Independientemente de cómo te fuera el campeonato de España, éste terminó y te viste avocado a enfrentar todo aquello que habías dejado para luego. Y cuál fue tu sorpresa al comprobar que estabas igual o más pillado que antes. Que no había tiempo para ese prometido descanso, que no queda tiempo para ese prometido estudio, que si no me pongo noche y día los voy a suspender todos, cómo vas a salir de fiesta, como vas a hincharte a comer basura y qué vas a hacer con ese hongo que te ha comido medio pie si sigues sin tener tiempo para nada.

Y por si fuera poco, tu cerebro, eso que tienes en la cabeza y no deja de pensar en sexo, está cansado de que lo maltrates. Quiere más vacaciones y una subida sustanciosa de sueldo, así que ha decidido ponerse en huelga. El único que podría ayudarte a manejar tu tiempo con efectividad y salvarte el culo ha decidido no cooperar y así te embarga la apatía y las ganas de no hacer nada, así no levantas la vista del ordenador mientras te limitas a dejar que el tiempo arrastre mansamente la última oportunidad que tienes de enderezar tu desastrosa vida hasta que quizá sea demasiado tarde para intentarlo. Pero no, seguirás así y cuando finalmente lo intentes te van a dar de ostias por todos lados. Puede que entonces aprendas la lección, puede que después de llorar lo imbécil que has sido comprendas que en esta vida no siempre hay un después y que en ella, el amor, tan solo son tres flores que se riegan a diario.